Cómo abrir una puerta sin llave con un cuchillo

Abrir una puerta sin llave con un cuchillo puede ser una solución aceptable para todo aquel que en un momento de aprieto, necesita lograr abrir una puerta y no posee la llave en ese momento, ya sea por perdida de la misma o por otra razón.

Saber cómo abrir una puerta sin llave con un cuchillo, se debe tener cierta pericia, destreza y paciencia, puesto que es en principio un proceso que tiene sus complejidades.

Pero ante todo esto, vamos a guiar en todo caso, en el resto del artículo como lograr abrir una puerta con un cuchillo, de la forma más fácil y sencilla posible.

Cómo Abrir Una Cerradura Con Un Cuchillo

Existen diversas maneras de lograr abrir una cerradura con un cuchillo, de forma tal que vamos a hacer mención a cada una de ellas.

Pero es importante destacar que en todo caso, el cuchillo debería de tener ciertas características para lograr ser un instrumento que sirva para abrir de forma efectiva una cerradura:

  • Debe ser un cuchillo lo más delgado posible
  • Tener una punta lo más pequeña posible para que pueda entrar en la cerradura
  • Se puede recomendar usar el cuchillo de mantequilla habitual, puesto que no es filoso y no existe riesgo de corte y además tiene un tamaño pequeño ideal

Procedimiento para abrir la puerta con un cuchillo

Vamos a dar con tres procedimientos que se pueden utilizar con un cuchillo para lograr abrir una puerta sin llave:

Insertar el cuchillo dentro de la cerradura

La primera opción, como solución para abrir una puerta con un cuchillo, es insertando propiamente el cuchillo dentro del ojo de la cerradura. En este caso se necesitará un cuchillo lo suficientemente pequeño para que pueda entrar en el ojo de la cerradura.

Para hacerlo, se debe colocar el cuchillo dentro de la abertura de la cerradura e insertarlo lo más que se pueda en su interior, luego de esto proceder a mover el cuchillo de lado y lado hasta lograr dar con la forma de la cerradura y posteriormente poder abrirla.

Este procedimiento, requiere de mucha paciencia, perseverancia y destreza puesto que dependerá de que el cuchillo pueda pasar como una llave y lograr abrir la cerradura.

Insertar el cuchillo entre la puerta y el borde de la misma

Esta es otra opción que puede ser favorable para lograr abrir una puerta sin llave con un cuchillo, y para esto se puede tener cualquier clase de cuchillo, siendo lo más recomendable uno que no tenga filo y que su hoja sea firme y resistente.

Ahora bien, para proceder con esto se debe en primera instancia colocar el cuchillo en medio de la puerta y del marco de la puerta tratando de hacer entrar por la ranura que está entre la puerta y su marco hasta llegar al pestillo.

Lo que tienes que hacer es presionar cautelosamente y con técnica el pestillo hacia adentro, tratando de que pueda salir de la ranura del marco de la puerta y de esa forma se pueda abrir. En este caso hay que tener mucho tacto para lograr esto y también que la puerta no tenga doble pasador, porque en ese caso sería más difícil.

Usar el cuchillo con otra herramienta

El cuchillo también puede ser utilizado en conjunto con un clip, un gancho u otro utensilio para abrir una puerta.

En general, el cuchillo es utilizado como una llave de tensión, mientras que con el clip o el gancho ya en forma de pinza se usa para liberar la puerta, teniendo con esto mayores probabilidades de éxito.