¿Cómo Abrir Una Puerta Con Un Cuchillo?

Abrir una puerta con un cuchillo, es posible y puede hacerse. Solo es necesario, tener mucha calma, paciencia y mucha practica para lograr que esta técnica sea verdaderamente un éxito. Por ello en este artículo vamos a guiarte para que sepas como abrir una puerta con un cuchillo.

Es importante, saber que en un momento en el cual no tengas como abrir una puerta, sepas como llegar a abrirla con un cuchillo. Para ello, vamos a ahondar en el tipo de cuchillo y el método que se necesita utilizar para que esto en verdad funcione.

De igual manera, en el caso de que no puedas hacerlo, también puedes contactar directamente con un cerrajero, para que pueda abrir la puerta con sus herramientas en un corto periodo de tiempo.

Para abrir una puerta con un cuchillo

Una herramienta que nos puede ser útil al momento de querer abrir una puerta de nuestra casa, puede ser el cuchillo. Veamos qué métodos y técnicas es necesario utilizar para lograr la apertura de la cerradura.

En primera instancia, lo más recomendable es usar un cuchillo pequeño, en general los de mantequilla pueden servir, que no sea muy afilado para prevenir daños físicos.

Métodos para lograr abrir una puerta con cuchillo

El primer método para usar un cuchillo para abrir una puerta, es un poco difícil y se requiere mucha práctica. Para esto, debes usar un cuchillo que sea pequeño y fino.

Ahora, con este cuchillo se procede a insertarse en el ojo de la cerradura hasta el fondo de la misma, lo que se tendrá que hacer es ir moviendo el cuchillo de un lado a otro buscando que la cerradura ceda para lograr abrirla. Si se escucha un clic, se tendrá por descontado que está abierta.

En este caso, puede tardar un tiempo bastante largo, poder conseguirlo.

Para el segundo método, se utilizará de igual manera un cuchillo largo y fino para destrabar la cerradura. Pero en este caso, será desde el área del marco.

Para lograrlo, se deberá insertar el cuchillo sobre el pestillo en el marco de la puerta, tratando de presionar fuertemente hacia el lado de la puerta, tratando de que empiece a ceder para lograr su apertura.

Es importante, presionar el cuchillo sobre el pestillo, hasta que el mismo salga y libere la puerta. Esto puede tardar una cantidad importante de tiempo, por lo cual, hay que tener mucha paciencia, calma y práctica para finalmente tener éxito en esta situación.

Y finalmente.

Se puede usar el cuchillo con un clip o pasador. Con el cuchillo se procede a insertar y marcar presión a la parte inferior de la cerradura.

Ahora bien, con el clip o el pasador, se debe en primer lugar desdoblarlo para que estén rectos y allí darles una nueva forma, en el cual tengan una pequeña punta en uno de sus extremos. Con esto, se inserta por la parte de arriba de la cerradura buscando abrirla por medio de la presión del cuchillo y el pasador o clip.