Como abrir una puerta, chapa o cerradura con un Alambre

Sin duda, que existen diferente formulas, métodos y técnicas para abrir una puerta cerrada, que no puede ser abierta normalmente con una llave. Este problema es muy común, pero las soluciones siempre son complejas. En este caso, vamos a ahondar en como abrir una puerta con un alambre, es decir, utilizando un pequeño trozo de alambre para dar apertura a una puerta.

Este tipo de métodos, desde luego son efectivos y eficaces. No obstante, al momento de hacerlo, hay que tener mucha paciencia, práctica y calma como en cualquier otra técnica de estas características par abrir una puerta.

Por otro lado, en el caso de no tener éxito con este tipo de métodos y otros realizados. Siempre es recomendable y aconsejable, que se pueda llamar a un experto en el área, como lo son los cerrajeros. Ya que estos profesionales, tienen en su equipo, todo un kit de herramientas para lograr abrir una puerta.

Para abrir una puerta con un alambre

Utilizar un alambre para abrir una puerta puede ser una opción para muchas personas. No obstante, para ello es necesario realizar una serie de pasos y procedimientos para que todo salga de la mejor manera.

Para utilizarlo, se puede hace del alambre, un gancho tipo ganzúa para insertar dentro de la cerradura y en conjunto con otro alambre como tensión, poder forzar la cerradura y abrirla.

Pasos para abrir una puerta con un alambre

En primer lugar, se debe seleccionar un alambre que sea lo suficientemente fino para que pueda entrar por el ojo de la cerradura.

Ahora bien, se debe de cortar un pedazo de alambre, no tan largo, para que no sea  tan engorroso, pero tampoco tan corto para tener por donde ser agarrado. En este punto, se hace del alambre un gancho, el cual será la ganzúa.

Ya teniendo lo anterior, podemos colocar el alambre de tensión en la cerradura, y procedemos a girarlo para saber de qué lado abre. De esta manera, se pondrá en tensión los pistones que mantienen cerrada la puerta.

En este momento, se procede a insertar el alambre de ganzúa, con este alambre se intentará de tantear los pistones de la cerradura, para ir abriéndolos uno por uno.

Cuando con el alambre de ganzúa, se empiece a levantar los pistones uno por uno, con el alambre usado para tensionar la cerradura, se irá moviendo del lado que abre la cerradura, para evitar que los pistones vuelvan al lugar previamente levantados.

Finalmente, cuando todos los pistones estén levantados y se tenga la seguridad de que ninguno está abajo. Se puede proceder, a abrir la puerta con el alambre de tensión girándolo como si fuera la llave de la puerta en cuestión, en ese momento quedará completamente abierta la puerta.

Y de esta manera, se puede abrir una puerta con un alambre. Existen otras maneras, pero esta es la más idónea y fácil de realizar. Aunque es necesario tener mucha paciencia, calma y serenidad al momento de hacer este trabajo, para lograrlo completar con éxito.