¿Cómo funciona una cerradura?

El funcionamiento de una cerradura es un elemento  de gran importancia, por ser parte de la seguridad que deben poseer estos dispositivos en donde son colocados. Es decir, un correcto funcionamiento resguardará plenamente aquello a lo que está fijada la cerradura.

Por ello, saber cómo funciona una cerradura, es necesario para saber su composición y mecanismo. En líneas generales, su funcionamiento se destaca por una composición mecánica que está sujeta a ser abierta solamente por una pieza que calce tal mecanismo y en este caso es una llave.

Pero antes que nada, vamos a profundizar un poco en el funcionamiento de una cerradura, en lo que es y su características. Para entender su maniobra, de una forma mucho más sencilla.

¿Qué es una cerradura?

Una cerradura es un mecanismo de resguardo y seguridad, que sirve para fijar en puertas de todo tipo. Allí con el uso de una llave se puede abrir o cerrar dicha puerta, para que quede lo que existe adentro del objeto o el objeto en sí mismo completamente protegido y asegurado, de cualquier robo o adquisición forzosa.

Las cerraduras son colocadas en todo tipo de objetos que la persona necesite. En puertas de cajas de seguridad, en puertas del hogar, en las puertas de los carros, en puertas con clip giratorio, en cada elemento que la persona necesite resguardar se coloca una cerradura, ya sea en forma de picaporte o también candado.

Característica de una cerradura

Las características de una cerradura son las siguientes:

  • En general suelen ser fijadas a una puerta, que es la puerta de entrada hacia el interior de un objeto. Esto puede ser una caja de seguridad o caja fuerte; pero también una puerta normal de un hogar o de un carro y así.
  • Todas deben tener una llave, esta es única, no puede ser reemplazada por otra. En todo caso, solo se puede sacar alguna copia o duplicado para que varias personas tengan acceso a la cerradura.

Estas son las características más generales que pueden llegar a tener una cerradura.

Así funciona una cerradura

El funcionamiento de una cerradura, viene dado por un mecanismo interno, que se sincroniza con la llave que se fija en su interior para que se proceda a girar los rotores que están adentro y puedan inmediatamente retirar el seguro que posee la cerradura que se adhiere a la puerta y que impediría su apertura.

Este mecanismo es único, ya que cada llave es única en cada cerradura. Por tanto, al perder la llave, se hace necesario consultar con un cerrajero que pueda realizar el trabajo de abrir la cerradura. En general, lo hacen con una llave maestra, que tiene la habilidad de adherirse al armado de la cerradura para proceder a abrirla.

Hacerlo, por cuenta propia es extremadamente difícil, si no se tiene por lo menos algún conocimiento sobre qué tipo de objetos o herramientas son los más ideales para lograr abrir la cerradura, pero además, hacerlo de la manera correcta. Porque peor que perder la llave es dañar la cerradura intentando abrirla con un objeto de forma inadecuada.