Como Abrir una Puerta sin Llave

Es muy común que en algún momento en nuestro hogar, una puerta se cierre con la llave adentro o por cualquier otra razón. Esto significa que se debe usar alguna herramienta para lograr abrirla. Es por ello, que si en algún momento necesitas saber cómo abrir una puerta sin llave, en este artículo vamos a dar algunas soluciones.

La realidad, es que muchas personas suelen perder sus llaves por alguna razón o por una circunstancia. Ante esto, en un momento de preocupación para poder abrir una puerta, se necesita saber algún tipo de truco o técnica para lograr abrirla sin tener una llave a disposición.

Para abrir una puerta sin llave

Vamos a mostrar algunos métodos o técnicas que se pueden utilizar para poder abrir una puerta sin llave. Sobre todo, usando herramientas caseras y propias que estén en el hogar, de manera que sea lo más sencillo de hacer.

Para ello veamos las técnicas más empleadas para abrir una puerta sin llave:

Abrirla con una tarjeta de crédito o radiografía

En primer lugar presentamos lo que sería abrirla con una tarjeta de crédito o también con una radiografía.

Para hacerlo, solo basta insertar la tarjeta laminada dentro del marco de la puerta, entre el cerrojo y la puerta y tratar de bordearla en el borde del seguro y por otra parte la persona moviendo constantemente la perilla de la puerta, luego de fijarla se aprieta fuertemente hacia el cuerpo de la persona hasta que el seguro ceda.

Es importante destacar, que la tarjeta se puede ver dañada por usarla en este tipo de situaciones, por lo tanto se aconseja utilizar una tarjeta que sea laminada ya vencida o sin usar, o en su defecto una radiografía también puede ser útil.

Usar clips

Los clips también son otra herramienta que se puede usar para lograr abrir una puerta sin llave.

Para esto, lo que se debe hacer es usar dos clips uno como llave de tensión y otro como gancho para lograr ajustar los pasadores internos y que pueda abrirse la puerta.

La manera más sencilla es desdoblar los clips y colocarlos rectos, ahora con una pinza doblar una de las puntas hacia un lado, uno de ellos será utilizado para tensionar la cerradura, mientras el otro será usado para ir moviendo los pasadores.

Este es uno de los más usados, porque en general es efectivo, lo que es importante aclarar, es que se debe tener paciencia y mucho tacto, para lograr finamente abrir la puerta.

Emplear un destornillador largo y fino

Finalmente, también se puede utilizar un destornillador que sea largo y fino, es decir que pueda ser insertado dentro de la cerradura.

Para esto, se inserta el destornillador y se mantiene en movimiento tratando de que los pasadores internos puedan ceder, en la medida que se vaya movilizando el destornillador.

Esta técnica, requiere mucha paciencia y también tacto para saber si los pasadores internos se están moviendo y cediendo frente al destornillador.

En definitiva, estos son algunas técnicas que se pueden usar para lograr, abrir una puerta sin llave. Aunque, si ninguna brinda los beneficios deseados, siempre será mejor llamar a un experto en este caso a un cerrajero. Puesto, que los cerrajeros, tienen todo un kit de herramientas para solucionar estos problemas rápidamente.