¿Cómo Abrir Una Puerta Sin Llave Fácil?

Para saber cómo abrir una puerta sin llave fácil, es primordial entender el funcionamiento de las puertas y como se cierran con la cerradura, ya que así se podrá determinar qué tipo de herramientas son las más idóneas para poder resolver dicho problema.

En general, no es tarea fácil poder abrir una puerta sin llave. Es decir, es un proceso que puede resultar más fácil o complejo para la persona, en este caso todo dependerá del nivel de práctica, esmero y paciencia que tenga.

De igual manera, es importante destacar que este tipo de problemas puede ser resuelto fácilmente por un profesional en el área como lo es un cerrajero. En todo caso, de no funcionar algún método, siempre es recomendable llamar a uno en estos casos.

Para abrir una puerta sin llave fácil

Ahora bien, para abrir una puerta sin llave, de forma fácil y sencilla. Se pueden extraer varias técnicas y métodos. Aunque no todos, son de naturaleza fácil, ya que tienen sus complejidades, en todo caso, todo dependerá de la pericia de la persona al momento de abrir la puerta.

Para ello, la técnica más fácil que se puede usar, en la cual no se requiere mayores esfuerzos y movimientos, sino de unos simples pasos, puede ser la llave bumping, no obstante, esta técnica también presente ciertas dificultades que vamos a mencionar:

  • Es necesario encontrar una llave cualquiera, que pueda encajar en la cerradura de la puerta.
  • Un golpe muy fuerte, puede terminar dañando la cerradura.
  • Es posible, que la llave no logre abrir la cerradura de la puerta

Como toda técnica, tiene sus beneficios o perjuicios, por lo cual es necesario usarlo con prudencia y con la máxima precaución.

Ahora es el momento de usar esta técnica.

Pasos para abrir una puerta sin llave fácil

Si decidimos usar la llave bumping, entonces debemos buscar una llave cualquier, antes de empezar, esta llave sin duda debe entrar normalmente en la cerradura de la puerta cerrada, obviamente sin poder abrirla, pero que calce al completo.

  • Teniendo la llave ya lista, se inserta en la cerradura. Para que la técnica funcione mucho mejor, se puede llegar a limar los dientes de la llave, tratando de que todos queden en la misma proporción y alineados unos con otros.
  • Pues bien, ya insertada. Se consigue un martillo o una herramienta que sea fuerte y a continuación se procede a dar un golpe fuerte y seco a la llave que está insertada en la cerradura.
  • Cuando se le haya dado el golpe, se procede a girar la cerradura de la puerta y de esta manera la puerta abrirá sin problema.

La táctica de todo esto, es que el golpe fuerte hacia la llave insertada en la cerradura de la puerta, logra que los dientes de la llave queden alineados a las barras que tiene la cerradura en su interior y por lo tanto se enganchen por la fuerza realizada y por tanto, la llave finalmente pueda abrir la puerta cerrada.