Cómo abrir una puerta sin llave de perilla

Para abrir una puerta sin llave de perilla, existen diversos modos y maneras de lograrlo, sobre todo con materiales u objetos que pueden conseguirse en la propia casa. Teniendo en cuenta, que puede significar un poco difícil al principio, es necesario tener paciencia, destreza y perseverancia para abrir una puerta sin llave.

En todo caso, entre las herramientas más utilizadas podemos mencionar los clips, los ganchos para el pelo, alambres, cuchillos, con una tarjeta y entre otras tantas maneras con distintos objetos caseros que pueden llegar a servir para lograr destrabar la puerta, cerrada y sin tener la llave perdida o a la mano.

Por ello, en este artículo vamos a dar algunas recomendaciones para lograr abrir una puerta sin llave de perilla sin tantas dificultades o complicaciones.

Cómo abrir una puerta de perilla con un clip

Una de las maneras para lograr abrir una puerta sin llave de perilla, es con un clip. O en todo caso, con dos clips, uno que sirva como llave de ganzúa y otro que pueda servir como llave de tensión.
Para lograrlo, se requiere de mucha paciencia, perseverancia y destreza. Puesto que, es probable que no se logre a la primera y tarde un tiempo en poder abrir la puerta.

Para empezar lo más recomendable es conseguir clips duros, resistentes y que tengan un grosor que pueda insertarse dentro de la perilla de la puerta.

Pasos para abrir una puerta de perilla con un clip

En primer lugar, ubicar dos clips y separarlos a cada uno, logrando crear con cada uno un gancho, los cuales servirán para poder abrir la puerta por medio de la cerradura.

En segunda instancia, se procede a colocar el primer clip en la parte inferior de la cerradura, tratando de insertarlo lo más adentro posible y girando un poco la manija hacia la parte que abre y mantenerla.

Ya en tercera, con el segundo clip convertido en gancho se inserta dentro de la cerradura, pero en este caso por la parte superior.

Ya en cuarto, se procede a empezar a tantear los pistones que tienen asegurada la cerradura de la perilla, por medio del clip que está en la parte superior.

En quinto, se van levantando poco a poco y con mucha pericia, los pistones que logran mantener el cierre de la puerta y no la hacen girar, por ello con el clip se empieza por el primer pistón para ser levantado y así sucesivamente.

Ya en sexto, cuando se proceda a levantar cada pistón se debe tener mucha calma y paciencia, para ir por el segundo sin que el primero vuelva a bajar para seguir trabando la puerta, por lo tanto hay que tener mucha destreza.

Y para finalizar cuando todos los pistones internos de la cerradura estén completamente liberados o en todo caso ajustados hacia arriba, se procede con el clip que era usado para mantener la presión de la cerradura, para girarlo hacia el lado que abre la puerta y de este modo poder abrirla.

Cómo Abrir Una Chapa De Perilla Sin Llave

Ahora bien, cuando no se pueda tener un clip por distintos medios, ya sea porque no se tenga o en todo caso porque en definitiva la persona no pueda abrir la puerta de perilla con un clip, entonces se pueden usar otro tipo de herramientas para lograrlo.
Entre ellas se pueden mencionar:

El método de llave bumping

Esta estrategia consiste en tener una llave maestra especial, insertarla y con un fuerte golpe de martillo en seco o de algo duro hacer que pueda encajar en el sistema de la cerradura y luego de esta poder abrirla de forma rutinaria.

Aunque existen llaves bumping que se venden en el mercado, también con una llave vieja que no es utilizada se puede hacer este método. Para que salga bien, tiene que ser de una llave cualquiera que entre completamente en la cerradura sin problema y aplicar un fuerte golpe en seco hacia la llave y probar si puede abrir la cerradura.

Método con un gancho para el cabello

Con el método del gancho para el cabello, se puede hacer exactamente lo mismo que en el caso del clip, e incluso es un instrumento mucho mejor porque es más duro y resistente, en todo caso su desventaja a veces radica, en que es muy grueso para el ojo de la cerradura.

En todo caso, se puede usar como ganzúa para ser insertados, haciendo los mismos pasos que se han dado en el caso de los clips, es decir, tener dos ganchos enderezarlos y hacerles formas de pinzas y luego insertar uno en la parte inferior y otro en la parte superior.

Y ya en este aspecto empezar a tratar de ir desbloqueando los pistones que tiene la cerradura de forma interna e ir liberándolos hasta que con el gancho colocado en la parte inferior se pueda abrir la puerta.