Cómo abrir una puerta de perilla sin llave con un clip

Para muchas personas en algunas oportunidades, pueden necesitar poder abrir una puerta de perilla sin llave, ya sea porque la hayan perdido o que en todo caso se pudiese haber dañado, y en un momento en el cual es necesario entrar a una habitación o a la casa propiamente se necesita usar los requerimientos que estén a la mano.

En este caso, vamos a orientar y a guiar sobre como abrir una puerta de perilla sin llave con un clip, ya que el clip es un elemento casero y fácil de conseguir en el hogar. Pero también, porque sirve de forma extraordinaria para lograr abrir una puerta de perilla.

No obstante, es importante destacar que en el caso de no poder abrir la puerta de perilla con un clip o que termine siendo muy complejo, lo más recomendado es llamar a un cerrajero profesional, para que realice su trabajo y pueda abrir la puerta con eficiencia de forma rápida y sin contratiempos.

Cómo abrir una puerta de perilla con un clip

Ahora bien, para lograr abrir una puerta de perilla con un clip, se necesitará aparte del clip propiamente, bastante paciencia, perseverancia y tacto. Sobre todo, porque a pesar de ser un elemento que funciona, es fundamental hacerlo con prudencia,  y sin desesperarse porque esto puede complicar la solución.

Pues bien, para iniciar, se debe escoger un clip que sea lo más resistente posible, para que pueda llevar  a cabo el proceso sin dañarse demasiado.

A continuación los pasos para abrir una puerta de perilla con un clip

Lo que debes hacer primero es agarrar un conjunto de clips, para realizar el procedimiento, de manera que tengas sustitutos en el caso de que no surja a la primera. Pues bien, debes seleccionar dos clics, uno te servirá como llave de tensión y el otro como ganzúa.

  1. Para preparar los clics, lo primero que debes hacer es el que será de llave de tensión, tendrás que abrirlo hasta la mitad, y luego procederás a doblarlo en forma de letra “L”.
  • Luego siguiendo con el otro clic, el que será de ganzúa, con este se procede a estirarlo lo mayor que se pueda para dejarlo lo más recto posible. Cuanto esté listo, se procede a tomar una de las puntas y doblarlo hasta que parezca un gancho.

El procedimiento para abrir la puerta de perilla

  1. El primer paso para abrir la puerta, comienza ahora. Para ello, deberás agarrar el clic formado para ser llave de tensión y colocarlo dentro de la cerradura en la parte inferior de la misma. Se debe tener en cuenta que debe tener una presión adecuada y estar girada hacia el lado que abre la puerta, para que pueda abrir.
  • En segunda instancia. Se procede a insertar el clic que tiene forma de ganzúa, sin quitar la llave de tensión que sería el otro clic, se procede a con la llave ganzúa a tocar la parte superior de la cerradura.
  • Con todo lo anterior listo. Se debe, ir buscando los pasadores que posee la cerradura, para lograr esto con la llave de tensión se debe mover hacia un lado para que haga presión y con la ganzúa se va palpando los pasadores en la parte superior de la cerradura.
  • A continuación, con la ganzúa se hace presión a los pasadores que están dentro de la cerradura, en la parte superior de la misma, manteniendo mientras esto, la presión de llave de tensión en la cerradura en la parte inferior.
  • Ya para finalizar, lo que se debe ir haciendo es buscar por medio de la llave de ganzúa los pasadores que mueven la cerradura de la puerta de perilla, y liberarlos todos. Cuando todos los pasadores estén desbloqueados, se procede con la llave de tensión girarla para abrir la puerta.

Algunas recomendaciones finales para abrir una puerta de perilla sin llave y con un clip:

  • Escoger los clics que sean los más delgados posibles para que puedan entrar sencillamente por el ojo de la cerradura.
  • Es recomendable no hacer mucha presión sobre los clics, puesto que al ser un poco endebles, los mismos pueden quedar atrapados en la cerradura y por ende el problema sería mucho peor. Es necesario mantener la presión y la fuerza en su justa medida.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es de qué lado abre la cerradura, algunas lo hacen de derecha a izquierda y otras de forma viceversa, por tanto hay que tener esto en cuenta al momento de abrir la puerta con la llave de tensión.
  • En caso de no poder abrir la cerradura o que el proceso sea muy complejo para realizarlo de forma propia, se recomienda llamar a un cerrajero profesional que pueda dar con una solución rápida y expedita.