Como Abrir Una Puerta Con Un Gancho De Pelo

Aunque parezca sorprendente. Se puede abrir una puerta con un gancho de pelo, claro está, con un poco de práctica y con los pasos correctos. Por ello, en este artículo vamos a guiar sobre como abrir una puerta con un gancho de pelo y  tener éxito en el intento.

Este método, es uno muy particular, porque requiere de un objeto casero que todos tienen en casa y que pueden usarlo para lograr abrir una puerta, que esté cerrada y por alguna razón no puedan abrirla.

En tal sentido, en este texto vamos a abordar la técnica necesaria a utilizar para lograr que un gancho de pelo, pueda ser un elemento efectivo al momento de abrir una puerta.

Para abrir una puerta con un gancho de pelo

El gancho de pelo, es una herramienta muy conveniente al momento de abrir una puerta, pero para esto es necesario, hacer el procedimiento de forma correcta y con la técnica necesaria.

Por ello, vamos a ver los pasos que se deben seguir para lograr abrir una puerta con un gancho de pelo.

Para lograr esto en principio, se deberá requerir de dos ganchos de cabello, uno será utilizado como una llave de tensión y el otro para fijar las barras internas de la cerradura.

Pasos para abrir exitosamente una puerta con un gancho  de pelo

Para empezar, se debe procurar dar forma a lo ganchos de pelo. Para esto, con una pinza el primero se desdobla completamente y se amolda uno de los puntos extremos del gancho como si fuera un punto.

Al otro gancho, se requerirá doblarlo un poco en la punta hacia uno de los lados. Formando una especie de palanca que tendrá como objetivo hacer girar la cerradura. Al momento que el gancho usado como ganzúa desbloquee todas las barras internas de la cerradura, es decir, las haya desbloqueado.

Con esto listo. Se debe insertar en la cerradura el segundo gancho de pelo, convertido en una palanca, dentro del ojo de la cerradura. En esta parte, se debe tratar de girar un poco hacia el lado en el cual se abre la puerta.

Luego de esto, se debe insertar en la cerradura la ganzúa que será fundamental para ir levantando las barras internas que tiene la cerradura y que la mantienen bloqueada.

Con el gancho insertado, se debe tantear las barras internas, y se debe empezar con la primera, tratando de que suba hasta que suene, y así consecutivamente con cada barra que está bloqueando la cerradura, ir liberándolas por medio de la ganzúa de gancho de pelo.

Y finalmente. Cuando se hayan puesto todas las barras internas hacia arriba, se podrá girar con el pasador fijado a la cerradura hacia el lado que abre la puerta y con esto se podrá abrir la puerta sin ningún problema.

Acá la recomendación más importante, es tener práctica, calma y paciencia para lograr dicho objetivo. Ya que es una tarea que puede ser muy tediosa y sobre todo que puede tornarse imposible, si la persona no logra agarrar el truco de las cerraduras en las puertas.