¿Cómo Abrir Una Puerta Cerrada?

Por distintos motivos, se puede dar el caso en que una puerta cerrada no pueda ser abierta por la manera más común con una llave. En estos casos, se debe usar otro tipo de herramientas que puedan imitar el funcionamiento para abrir una puerta cerrada.

En general, que una puerta quede cerrada y no se pueda abrir mediante la técnica habitual con una llave, suele suceder en muchas ocasiones, por ello, siempre es importante saber de antemano que tipos de herramientas son las mejores para lograr abrirla de forma sencilla y con objetos que estén a la mano.

Por otro lado, este artículo trae los métodos más factibles para saber cómo abrir una puerta cerrada. Pero de igual manera, en caso de no poder conseguirlo, siempre es aconsejable acudir directamente a un profesional como lo son los cerrajeros, quienes pueden ofrecer soluciones expeditas a estos problemas.

Para abrir una puerta cerrada

Existen diversos métodos para abrir una puerta cerrada, algunos más fáciles y sencillos, pero otros un poco más complicados. Lo que es importante destacar, es que todas las técnicas para abrir una puerta cerrada, requieren de calma, paciencia y mucha práctica. Es probable, que se pueda conseguir a la primera, pero en otras ocasiones no es así.

En ese sentido, entre los métodos más utilizados, podemos mencionar los usados con clips, pasadores, cuchillos, radiografías, con destornilladores, navajas y en fin con muchos objetos que están en casa y pueden ser de ayuda al momento de abrir una puerta cerrada.

Otras maneras más técnicas es usar una llave bumping, un conjunto de ganzúas para abrir la cerradura o un kit de llaves hexagonales.

Entre las más caseras, se pueden usar los clips, los pasadores, los cuchillos y las radiografías.

Métodos Caseros Para Abrir Una Puerta Cerrada

Con elementos como el clip, el pasador, el cuchillo, la radiografía y un destornillador se puede abrir una puerta cerrada.

Para ello, solo basta con lograr tener dos elementos para insertar en la puerta, uno de ellos debe ser el que marque la tensión en la cerradura para que pueda girar y el otro es el que debe ir fijando los pasadores internos hacia arriba.

Esto se puede hacer con clips, pasadores de pelo, el cuchillo y hasta con un destornillador.

Se recomienda desdoblar los clips y los pasadores, para hacerlos pasar como una herramienta de ganzúa y de esta forma poder insertarlos dentro de la cerradura y poder abrirla sin problema.

Métodos más técnicos

Se pueden usar herramientas más especializadas, que sin duda podrán dar un resultado mucho más efectivo y rápido. El caso, es que estás herramientas deben ser adquiridas en una tienda de ferretería.

En este caso, hablamos del kit de llaves hexagonales, el kit  de herramientas de ganzúa o la llave para hacer bumping. Todos estos elementos, se insertan propiamente en la cerradura y por medio de la instrumentación directa se puede abrir la puerta.

Y finalmente, en caso de no poder abrir una puerta cerrada. Siempre, será recomendable y aconsejable acudir a un cerrajero para hacerlo, ya que es el profesional experto en esta área y puede llegar a una solución expedita y rápida en cuestión de minutos.