¿Cómo Abrir Una Puerta Atascada?

Una puerta atascada, suele ser un problema muy común en el hogar, además de inoportuno y bastante problemático. Por ello en este artículo vamos a señalar las probables razones del atascamiento de una puerta, así como la manera más factible para saber cómo abrir una puerta atascada rápidamente.

Aunque puede ser un problema, que se supone al principio complejo. Este tipo de atascos, en general no son tan preocupantes, solo basta realizar algunos pequeños arreglos y usar algunos materiales para lograr desatascar la puerta.

Sin embargo, en el caso de que el atasco sea mucho más profundo y no pueda resolverse con las soluciones y recomendaciones que daremos a continuación en este artículo, lo más probable es que en ese caso, se necesite a un experto en el área como un cerrajero, para que pueda resolver el problema con herramientas mucho más precisas.

Soluciones Para Abrir Una Puerta Atascada

Para lograr abrir una puerta atascada, en primera instancia, tendremos que saber qué tipo de problema tiene y cuál es la razón del mismo, para poder proceder en una solución que verdaderamente sea una solución a dicha situación.

Por otra parte, si en algún caso no tenemos lo suficientemente claro el problema que puede tener la puerta y su atasco, lo mejor es recurrir a un profesional del área, como lo es un cerrajero.

Ahora bien, veamos cuales son las razones más comunes por las cuales se llega a atascar una puerta y sus posibles soluciones:

Por problemas interno en la cerradura

Uno de las razones por las cuales se puede llegar a atascar una puerta, puede deberse a problemas internos que tiene la cerradura. Esto quiere decir, que al colocar la llave esa no gira o no logra abrir la puerta, así como otras situaciones.

En las menos problemáticas, como el aspecto de dureza de la cerradura, se puede usar aceite, spray o lubricantes para objetos metálicos en la cerradura, para ver si de esta manera cede y puede ser abierta la cerradura de nuevo.

En otros casos, se pueden utilizar, objetos más caseros para abrir la puerta. Pero lo más aconsejable, es ir y contactar a un cerrajero para que pueda hacer una revisión mucho más amplia.

Por la oxidación de los cerrojos y las bisagras de la puerta

También puede darse la situación de que los cerrojos y las bisagras estén en un proceso de oxidación y de deterioro. Para solucionar estos lo mejor es utilizar spray de grafito para las cerraduras o también polvos antioxidantes.

Desviación o deformación en el área del marco de la puerta

Pero otro problema que también puede llegar a tener muchas puertas, es que están desviadas o deformadas, ya sean las propias puertas o también el marco de la puerta y por lo tanto, para lograr abrirlas o cerrarlas puede ser muy difícil para la persona.

En este caso, lo mejor es desmontar la puerta desde el marco, para hacer las correcciones pertinentes, ya sea para alisarla o lijarla. No obstante, lo mejor es que esto lo haga un profesional que tenga experiencia y conocimiento en el área.