Cómo abrir una cerradura sin llave con un clip

Abrir una cerradura sin llave con un clip, puede ser una opción favorable cuando se está en este tipo de situaciones, ya que es lo suficientemente efectivo y eficaz. En todo caso, la persona debe tener cierto nivel de destreza, pericia y paciencia para lograrlo de forma exitosa.
En general, se pueden utilizar ciertas herramientas caseras para lograr abrir una cerradura sin llave, en este caso se puede usar un clip, un gancho de pelo, un cuchillo fino, un alambre y en fin multitud de materiales que sirvan como gancho para poder insertar dentro de la cerradura.
En el caso, de un clip, lo que siempre se recomienda es poder desdoblarlo y usarlo como una herramienta de ganzúa para liberar la puerta, siempre y cuando esté cerrada con llave y no tenga doble pasador, puesto que en ese caso es mucho más difícil.
Con un clip, lo que se debe hacer es formar una ganzúa, que tenga la punta doblada para que pueda ir liberando los pistones para lograr girar la cerradura y abrir la puerta sin problema.
No obstante, evaluemos con detenimiento, un problema que puede significar un caso también que podría generarse en un momento dado, en esos casos puede ser que está trabado el pestillo o también que la puerta está atascada.

Cómo destrabar el pestillo de una cerradura

Para destrabar el pestillo de una cerradura, se puede realizar con diferentes herramientas que se pueden conseguir en la casa. Para esto, se debe por lo menos hacer el proceso de palanca, de manera tal de poder forzar al pestillo a destrabarse y por ende abrir la puerta.
En ese sentido, los materiales más útiles que se pueden usar son las tarjetas de plástico laminadas, pueden ser tarjetas de debito o créditos que no se usen o algo parecido. También se puede usar utensilios, como cuchillos, espátulas pequeñas, destornilladores de pala y en fin objetos que sean planos que puedan entrar.

Para realizar una apertura, deseable, lo que se debe hacer es lo siguiente:

En el caso de que sea el pestillo, lo mejor es lograr hacer una palanca, insertando el objeto sobre el marco de la puerta, es decir en la rendija del marco, e ir movilizándolo hasta llegar al pestillo.
Luego de esto, se puede empezar a tratar de insertar lo más profundo posible del pestillo, el objeto tratando de que empiece a sacarlo, para poder liberarlo antes.
En el caso, de que no resulte a la primera, se tendrá que usar un poco de fuerza para lograr que pueda pasar y liberar el pestillo trabado. Por ende, lo fundamental es hacer que el objeto entre por alguna ranura, dentro del área del pestillo para sacarlo con éxito.

Cómo abrir una cerradura de puerta atascada

En el caso de una puerta, los problemas pueden ser un poco más complejo, según como este de atascada la puerta. En estos casos, tendrá que hacerse un esfuerzo mayor puesto que la solución puede ser un poco más compleja.
En todo caso, lo que se recomienda son métodos que requieren mucho más trabajo, pero también mayor complejidad, entre ellos para mencionar se podrían quitar las bisagras, cambiar la cerradura manualmente o hacer una palanca con algún objeto para liberar la puerta con la fuerza.
Ahora bien, en primera instancia se puede usar el hecho de quitar las bisagras. En este caso, se retiran las clavijas, se aflojan los pernos y se termina de desmontar la puerta.
En segunda instancia, se puede cambiar la cerradura. Para ello, se deben retirar los tornillos de la cerradura, por ende hay que ubicarlos. Con esto se empieza el proceso de desmantelar la cerradura, y por ende se podrá abrir la puerta.
Y finalmente, se puede usar la fuerza. La palanca. En esta situación, lo que hay que hace es buscar un objeto plano que haga palanca, tratándolo de meter por medio del marco y de la puerta, con el fin de sacar la puerta por la fuerza, en este caso el pestillo y poder abrirla. Se debe recurrir con fuerza, pero no excesiva de modo tal que no se dañe la puerta, el objetivo es sacar el pestillo del marco.
Ya en definitiva, existen muchas soluciones para problemas y situaciones complejas que se pueden vivir al momento de querer abrir una puerta y no tener la posibilidad de hacerlo, por ello, es importante cerciorarse cual solución o método es el más idóneo de todos y por tanto emplear dicho método para abrir una puerta.
Además, de que cada problema en detalle puede tener sus propias especificaciones, por lo tanto lo conveniente sería probar de forma consecutiva cada solución y tratar de ver si puede dar una solución real, y si no, se pasa inmediatamente a otra solución que pueda brindar mejores resultados.
Pero también, en el caso de no tener una solución, y el problema lo que haga es crecer y en todo caso, volverse mucho más complejo, ya sea por el estrés o por la urgencia de la apertura, se recomienda siempre llamar a un cerrajero profesional, que pueda llegar a domicilio y pueda brindar un solución inmediata, definitiva y real al problema, sea de la magnitud que sea.
En especial, con casos tan difíciles como los pestillos trabajos o las puertas atascadas, que son en definitiva problemas más acuciantes y problemáticos que otros en general.